El maestro dice

El maestro dice:

-Alumno Jaimito, diga el presente de indicativo del verbo caminar!
-Yo camino…, tú caminas…, él camina…

-Más rápido!
-Nosotros corremos, vosotros corréis, ellos corren!

Los Reyes

Jaimito escribe una carta a los Reyes Magos, pidiéndoles 500 dólares para comprarse ropa en invierno. En la oficina de correos no sabían donde mandar esta carta, así que la abrieron, y quedaron muy enternecidos con las palabras del niño.

Fue así que hicieron una colecta, y le mandaron al pequeño otra carta, con 300 dólares adentro.

Al cabo de unos días, recibieron otra carta de Jaimito para los Reyes Magos, que decía:

“Queridos Reyes Magos, muchas gracias por el dinero. Pero la próxima no la mandan por correo, les cuento que los muy hijos de p*ta se quedaron con $200!”

La pata de pájaro

El profesor le entrega a Jaimito una pata de pájaro y le dice:
- Viendo esta extremidad, dígame la familia, el género y la especie del animal, así como sus costumbres migratorias y el número de crías por nidada.

Jaimito responde:
- ¿Pero cómo le voy a decir todo eso con una sola pata?

El profesor le dice:
- Está usted suspendido. A ver dígame su nombre y apellido.

Jaimito se quita un zapato, le enseña el pie desnudo al profesor y le dice:
- ¡Adivine!

Alboroto en la escuela

Jaimito estaba en el salón de clase con sus compañeros, como la profesora no llegaba, todos los alumnos comenzaron hacer alboroto. Cuando llegó la profesora vio el desorden que había y comenzó a interrogar a los niños…

- Juanita, ¿qué haz hecho tú?
- Yo dibujé en la pizarra.

- Pedrito, ¿Y tú qué hiciste?
- Yo tiré mi pupitre contra el suelo.

- Jaimito, ¿Y tú qué hiciste?
- Yo tire serpentina por la ventana.

- Caramba, aprendan de Jaimito que no es un malcriado como Uds.

Pero al pasar unos minutos, tocan la puerta de la clase y entra una niña toda golpeada, la profesora le pregunta:
- ¿Quién eres?
- Yo me llamo Serpentina.

Verbos

En clase le dice la profesora a Jaimito:
- A ver, Jaimito. Dime el presente de indicativo del verbo nadar.
A lo cual responde el niño gritando:
- YO NADO, TU NADAS, EL NADA…
- Jaimito, más bajo, más bajo…
- Yo buceo, tú buceas, él bucea…